Exposiciones Temporales

IRENE VAL

MINIMAL ORGÁNICA

AUREUM

Del 17 de abril al 2 de junio podrá visitarse, en la sala de temporales del Museo Diocesano Barbastro-Monzón la exposición MINIMAL ORGÁNICA – AUREUM de la artista Irene Val. Ramas, troncos pequeños, otros troncos que están agujereados por las termitas, hojas comidas por los bichos, caracoles vacíos… pintados de color y repetidos con la forma, el contenido y la estructura armónicamente.

La inauguración será el miércoles 17 de abril, a las 19:30 horas con una performance musical.

La performance de Irene Val introduce el concepto del cuerpo humano con una corriente conceptual: minimalismo orgánico, movimientos armónicos y repetidos, el color monocromático y el diálogo con la naturaleza; colaborando directamente con composiciones musicales minimalistas de Ángel T. Cruz.

Las canciones son los poemas de Irene Val con que la estética poética crea imágenes conceptuales que intentan la ruptura del lado oscuro para poder llegar a la paz y la naturaleza, y provocan profundas emociones.

Durante el tiempo que se puede visitar la exposición se van a realizar dos visitas guiadas a la misma por parte de la artista, una el 23 de abril y otra el 18 de mayo, ambas a las 12:00h. El acceso es gratuito. Es imprescindible apuntarse porque el aforo es limitado en el siguiente link: https://forms.gle/3zFFr7myzxSvLfXM9. Se ruega, si no se va a poder asistir, avistarlo con antelación para facilitar el acceso a otras personas interesadas.

IRENE VAL PUYAL

Durante la carrera de Arquitectura entre 2002 y 2007, Irene Val realizó la Historia de Arte y le interesó mucho el minimalismo, una corriente arquitectónica y artística que apareció en los años 60 del siglo XX.

La cultura contemporánea ha “usado” mucho el minimalismo, que sugiere la expresión material y la ausencia del ilusionismo y metáfora. Irene Val quiere la fusión del minimalismo con la naturaleza, corriente que le ha llevado a un concepto artístico comprometido con la preservación de la naturaleza y el medio ambiente. Es decir, la ruptura de la tradición cultural hace posible la transformación del arte para poder relacionar con la naturaleza y reducir la preocupación medioambiental.

En relación con la naturaleza, el minimalismo se caracteriza por la repetición del color monocromático, la reducción “menos es más”, la estructura orgánica de las formas naturales y la composición armónica.

MINIMALISMO + NATURALEZA

De esta forma autodenominaría esta tendencia “Minimalismo Orgánico”, el cual es un estilo artístico contemporáneo que juega con elementos orgánicos, metafóricos, simbólicos, reducidos y repetidos.

Irene Val quiso aplicar el concepto de minimalismo orgánico a las artes visuales y en el año 2010 escribió un artículo Minimalismo orgánico para la revista del Colegio Oficial de Aparejadores de Huesca y, por lo tanto, comenzó a trabajar en el proyecto MINIMAL NATURA, propuesta artística de composiciones paisajísticas con el color blanco; que ha concluido en el año 2015, exhibiendo su obra artística en distintas salas de exposiciones nacionales.

Como resultado, sigue avanzando y elaborando tres siguientes proyectos artísticos:

  1. MINIMAL ORGÁNICA_elementos visibles e imágenes microscópicas de la creación animal, vegetal y mineral con el color blanco, desde el 2018
  2. AUREUM_formas orgánicas como las anteriores, con tres colores de blanco, negro y oro, desde el 2020
  3. PASAJES SALVAJES_elementos naturales transformados en personajes que se convierten tanto en animales que no viven en el mundo humano, sin intervención y acción humana; como en personas que viven en el mundo natural, desde el 2023

A partir de eso, ha realizado numerosas exposiciones nacionales e internacionales y ferias internacionales y también han sido unas menciones en concursos de artes plásticas que ha recibido.

En cuanto viaja y hace excursiones, siempre coge elementos naturales ya secos, como hojas secas y caídas, flores rígidas recogidas durante la época invernal, ramas y troncos en el suelo y caracoles vacíos, con el fin de retocar la naturaleza muerta y recapitularla con lo artístico, de forma que estos elementos son resistentes a la dureza y durabilidad. Así mismo, elabora materiales sostenibles y ecológicos como la pintura acrílica al agua, el esmalte satinado al agua, el gesso acrílico, el yeso y la arcilla blanca al secado sin necesidad de cocer.

En la conclusión de Irene Val, esta creación artística está basada en una filosofía que requiere la protección del medio ambiente por utilizar elementos naturales, invitar al reciclado, reducir la contaminación, recordar que menos es más. Por ello, esta creación es una metáfora visual que vincula arte, naturaleza y compromiso social.

Organiza: Museo Diocesano Barbastro-Monzón.

Colabora: Ayuntamiento de Barbastro, Diputación Provincial de Huesca, Gobierno de Aragón.

¡Os esperamos!

Leave a Reply