Presentación del libro “El tamaño del mundo” de Ramón Acín

El jueves 4 de mayo a las 19.00 h, el escritor Ramón Acín presentará, en el Museo Diocesano junto a Librería Castillón, su último libro El tamaño del mundo. Durante el acto charlará sobre su novela con Joaquín Coll y Javier Lafuente.

 

La novela habla de los efectos de la guerra civil que aniquiló y dividió a familias enteras. Pero también, señala el autor, habla de “la admirable dignidad de hombres y mujeres a quienes arrebataron la memoria por la fuerza de las armas”,
“El tamaño del mundo” gira alrededor de Julián, un niño maravillado por las historias de su tío Pedro superviviente de la guerra de Cuba. Años más tarde las ilusiones del pequeño se ven truncadas con la contienda civil.

 

 
Ramón Acín, nacido en Piedrafita de Jaca es profesor, crítico literario ha sido premiado en numerosas ocasiones y fue el primer presidente de la Asociación de Escritores de Aragón. Entre su bibliografía se encuentra “Terror en la Cartuja”, “Monte Oscuro”, “Misterio en el Collado” “Ya no estoy entre vosotros”.

¡Os esperamos!

Publicado en Información | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Cuentacuentos de Saúl Irigaray “La Brecha de Roldán” y ¡Quiquiriquí!

El 29 de abril a las 18.00 h tendrá lugar de la mano de Librería Castillón en el Museo Diocesano, la presentación de los dos últimos libros de Saúl Irigaray: La Brecha de Roldán y Quiquiriquí!. Además el autor contará para los niños ambos relatos.

La Brecha de Roldán es un libro ilustrado que recoge la leyenda de uno de los parajes más bellos y emblemáticos de los Pirineos. Mezclando la Historia, el Cantar de Roldán (s. XII) y las leyendas populares del Pirineo aragonés, en estas páginas podrás descubrir la profunda huella que dejó el caballero medieval Roldán en estas tierras a través de los formidables paisajes de la Sierra de Guara y el valle de Ordesa (Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido).

 

 

 

 

¡Quiquiriquí! es un repertorio de canciones, adivinanzas, trabalenguas, anticuentos, cuentos cortos, leyendas… de la tradición oral del Pirineo aragonés. Una verdadera joya tanto por el contenido como por el continente. Con textos de Chusé Raúl Usón e ilustraciones de Harsa y Saúl M. Irigaray, en el libro podrás viajar a la infancia montañesa.

 

Saúl Irigaray es ilustrador y diseñador gráfico, natural de Bielsa (Huesca) aunque nacido por error en Zaragoza en 1978. En 2001 abre su propio estudio de diseño en Jaca, Garabato Estudio, combinando el diseño y la ilustración en su trabajo. En 2004 ilustra su primer libro infantil, Ramón el Dragón, de Pirineum Editorial. Le seguirían El payaso Marcelino (Pirineum), La Ciudad de Mau (La Calle Indiscreta, Gobierno de Aragón), Mi primer Larousse del Quijote (Larousse) y Clariana Parc (El Barco de Vapor), entre otros. Amante de la montaña y la cultura popular de los Pirineos, en 2012 autoedita el cuento infantil ilustrado El Gigante de Sallent, resultando todo un éxito en Aragón. En 2013 funda Garabato Books, desde donde sigue publicando sus libros ilustrados basados en cuentos y leyendas tradicionales de los Pirineos, como Silván o L’hombre l’onset. Además sigue ilustrando para otras editoriales y realizando talleres y charlas en colegios y bibliotecas.

¡Os esperamos!

Publicado en Información | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Salvamento y expolio. Las pinturas murales del Monasterio de Sijena en el siglo XX

El viernes 28 de abril a las 19 horas se presenta en el Museo Diocesano y de la mano de Librería Castillón, el libro de Marisancho Menjón: Salvamento y expolio. Las pinturas murales del Monasterio de Sijena en el siglo XX.

El libro es el resultado de una investigación de más de dos años, becada por el IEA. Su objetivo fue determinar lo sucedido en el siglo XX con las pinturas de la sala capitular del monasterio de Sijena, obra maestra de la pintura románica europea. Se trataba de averiguar, frente a las nebulosas versiones existentes, a qué se debió su arranque y traslado a Barcelona durante la guerra, quién costeó la operación, de quién fue la iniciativa, si se contaba con apoyo oficial o no y por qué las pinturas no habían vuelto a su lugar tras la contienda, como sí ocurrió con tantísimas obras de arte.
La documentación se ha obtenido de una veintena de archivos: entre otros, el Nacional de Catalunya, los del Ayuntamiento y Diputación de Barcelona, el General de la Administración y el del IPCE, los de los museos de Zaragoza y Huesca, el Diocesano de Vic y el familiar de los Gudiol, el Provincial de Segovia y el de la Real Academia Gallega de Bellas Artes. Todos ellos han ido aportando una luz que hubo que buscar dispersa porque la fuente fundamental está vedada a los investigadores, pese a ser un archivo público que debe ser accesible por ley: el del MNAC. Se trata de una irregularidad grave que, parece, nadie tiene pensado corregir.
El libro se adentra en el periodo más triste de la historia de este monasterio, fundación real, panteón real y sede del Archivo de la Cancillería Real. Durante centurias alojó a las damas de las familias nobles de Aragón, el Pallars y Urgell, y fue, en algunos periodos, una extensión de la Corte aragonesa. Por eso alcanzó un patrimonio artístico tan excepcional.
Cuidado y aumentado por las dueñas y sorores durante siglos, protegido de la Desamortización por un grupo de intelectuales oscenses impulsados por Valentín Carderera, se perdió en buena parte a comienzos de agosto de 1936, al ser incendiado el monasterio en la guerra civil.
El libro se centra en lo ocurrido con las pinturas murales, su arranque y traslado a Barcelona. Se ha podido establecer la fecha de la operacion y sus protagonistas, y el pago por la Generalitat de Cataluña. Se ha certificado, asimismo, el arranque de un fragmento de pintura románica oculta y olvidada hasta ahora, hallado en el coro de la iglesia. Adquirido en 1946 por la Diputación de Barcelona, ha permanecido siempre en las reservas del actual MNAC, pese a ser una pieza valiosa en sí y fundamental para entender la historia del monasterio.
En Barcelona, los Gudiol iniciaron la restauración de las pinturas. Acabada la guerra, los fragmentos arrancados se llevaron al Museo de Barcelona. El libro aporta detalles sobre estos procesos, así como sobre el de finalización de la restauración en 1949 –sin permiso oficial para ello y pagada por el Ayuntamiento–, su instalación en el museo, su exhibición a partir de 1961 y los diferentes traslados sufridos por el valioso y frágil conjunto pictórico dentro del MNAC, con ocasión de sus varias remodelaciones, así como el préstamo de fragmentos para su exposición en muestras internacionales. Lo que no se ha podido documentar es que las religiosas formalizaran jamás ningún depósito de las pinturas.
La investigación se ocupa también de otras pinturas arrancadas del monasterio, singularmente de las profanas, extraídas sin permiso en el verano de 1960 y llevadas a Barcelona, donde fueron presentadas al público en 1961 ocultando su procedencia.
Otros apartados están dedicados a los proyectos de restauración del conjunto monástico, que jamás se pusieron en marcha por dejación de la Administración estatal; a los esfuerzos de las religiosas por devolverle la vida y a las tentativas de recuperación de las pinturas por parte de Aragón, ya desde 1939. Fueron reclamadas por la Diputación de Huesca y por otras instancias durante décadas; por dos veces la Dirección General de Bellas Artes ordenó su devolución, pero estas órdenes nunca se cumplieron. La demanda actual por parte de Aragón no es, por tanto, una iniciativa aislada ni reciente, sino que retoma las que se hicieron tiempo atrás.
El libro es muy crítico con el papel de la administración franquista, por su desinterés hacia Sijena, y también con el museo barcelonés, que ha tenido una actuación lamentable en toda esta historia, como se pone de relieve en la documentación. Las críticas están fundamentadas y se centran en protagonistas concretos, sin generalizaciones que no conducen más que a embarrar una cuestión dolorosa, todavía abierta.
La obra pone sobre la mesa, en definitiva, una historia triste que sin embargo tiene visos de esperanza en la dignificación de un monumento que en sus más de ochocientos años de historia solo ha tenido cincuenta de ruina y menos de quince de abandono, y que desde finales del siglo XX trata de recuperar una parte de su antiguo esplendor.

Marisancho Menjón Ruiz (Tauste, Zaragoza, 1965). Historiadora y escritora. Ha coordinado numerosas publicaciones (Colección CAI100, Colección Órbitas, Colección Conocer Alandalús, entre otras) y es autora de una veintena de títulos sobre historia local y sobre el patrimonio histórico-artístico de Aragón, entre ellos El retablo de la catedral de Huesca (1999), La Navidad (1999), San Jorge (2000), La Semana Santa en Aragón (2000), Evolución. Una retrospectiva del producto industrial y la empresa en Aragón (2001) y Jánovas, víctimas de un pantano de papel (2004). También ha dedicado sendas monografías al Castillo de Sora y al palacio de Morata de Jalón,

Tiene una larga experiencia profesional en edición, domentación, desarrollo de proyectos culturales y producción de exposiciones. Su pasión es la divulgación, especialmente cuando se trata de temas de cultura, historia y patrimonio.

En los últimos años, además de dar clases para la Universidad de la Experiencia, ha producido varias exposiciones sobre historia y arte de Aragón. También ha escrito varias guías de rutas culturales y guías didácticas para exposiciones (Museo Diocesano de Jaca, Goya en Aragón, etc.). Colabora habitualmente con Heraldo de Aragón.

Su último trabajo ha sido la investigación sobre las vicisitudes sufridas por las pinturas murales del Monasterio de Sijena a lo largo del siglo XX, llevada a cabo con una de las ayudas a la investigación del Instituto de Estudios Altoaragoneses.

¡Os esperamos!

Publicado en Información | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Presentación del libro: “Emilia La canastera” de Martín Ibarra

El martes 25 de abril a las 19 horas se presenta en el Museo Diocesano el último libro de Martín Ibarra “Emilia <<La canastera>>”.

 
Emilia “La canastera”. Mártir del Rosario.
Emilia Fernández es la primera gitana beatificada por la Iglesia Católica. Nacida en Tíjola en el año 1914, era hija de un jornalero, del que aprendió a trabajar la estameña. Su futuro esposo fue declarado prófugo a comienzos de 1936. A comienzos de 1938, en plena Guerra, Emilia y Juan se casaron por el rito gitano y Emilia quedó embarazada. Fueron detenidos y llevados a Almería, cada uno a una prisión distinta.
En la cárcel Emilia se convierte y aprende a rezar el rosario. Por no querer delatar a su catequista, es recluida en una celda de aislamiento donde, en enero de 1939, da a luz a una niña y dos semanas más tarde fallece.
El libro consta de cuatro partes. La primera, “La infancia y la juventud”, aporta numerosos datos sobre su ciudad natal, Tíjola, su familia y su trabajo. La segunda parte, “Inquietud y zozobra (1936/VI-1938)”, ofrece un análisis de lo sucedido en Tíjola, a la comunidad gitana y a Emilia y Juan antes de su detención. Es un análisis serio y riguroso teniendo en cuenta las fuentes orales y documentales existentes. La tercera parte “La conversión y la muerte”, expone con rigor el cambio que experimenta Emilia en la cárcel de Gachas colorás, de Almería. Por último, la cuarta parte “Emilia la canastera, mártir del rosario”, tiene unas valiosas consideraciones sobre Emilia y el por qué es mártir de los sufrimientos; sobre su fama de santidad y el proceso de beatificación; y la ruta de Emilia en Tíjola, creada por el autor.
Al final del libro se incluye un árbol genealógico y una cronología
La acogida que está teniendo está siendo extraordinaria. Se han publicado entrevistas en diferentes medios de España –radio, televisión y prensa-, al igual que en otras naciones, como Méjico o Estados Unidos, con una de sus entrevistas traducida al inglés. El interés suscitado ha sido grande. No en vano Emilia era una gitana trabajadora, alegre, piadosa, leal y buena madre. Un ejemplo de que nunca es tarde para volverse a Dios y que Él llama a todos los pueblos.

Martín Ibarra Benlloch nació en Zaragoza (1961), es doctor en Historia (1989), ha sido profesor de las Universidades de Zaragoza y Navarra. Desde el año 1998 trabaja en el santuario de Torreciudad, dirige su Archivo y es secretario del Instituto Mariológico y de la revista Scripta de Maria.

En el año 2004 el obispo de Barbastro-Monzón le nombró para la Comisión Histórica para la causa de beatificación de los mártires de la que es presidente. Fruto de ese trabajo fue el libro publicado por la Fundación Teresa de Jesús de Zaragoza, La persecución religiosa en la diócesis de Barbastro-Monzón (1931-1941), en dos tomos, cuya segunda edición está a punto de agotarse. También ha publicado el Diccionario de la diócesis de Barbastro-Monzón (1931-1936). Tomo I. La diócesis en 1931-1936. Arciprestazgos y biografías (2014) y el Tomo II. Las nuevas parroquias. Arciprestazgos y biografías (2016).
Es el director de las Jornadas Martiriales de Barbastro, celebradas desde el año 2013. También ha coordinado el Concurso de Cortometrajes martiriales, del que se cumplirá la cuarta edición este año 2017.
Es autor de numerosos libros, comunicaciones en congresos, artículos científicos y de divulgación. Ha publicado diversos artículos sobre el beato Ceferino Jiménez Malla, desde el año 2005 y colaborado con la Pastoral Gitana de la Conferencia Episcopal Española desde 2013.
La investigación sobre Emilia Fernández, “la canastera”, ha centrado su esfuerzo investigador de 2016 y comienzos de 2017.

¡Os esperamos!

Publicado en Información | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

EL CRUCIFICADO DE SALINAS DE TRILLO

Pese a la gran devoción que existe y ha existido en torno a las imágenes de Cristo crucificado, pocos son desgraciadamente los ejemplos de tallas románicas y góticas que hemos conservado de esta iconografía en nuestra Diócesis. Uno de ellos es el Cristo de Salinas de Trillo. Esta talla en madera policromada se fecha en el siglo XIV. Tiene unas dimensiones aproximadas de 90x80x15cm.
La localidad de Salinas de Trillo pertenece al municipio de La Fueva en el Sobrarbe. El nombre Salinas deriva de la explotación de sal en el barranco del Salinar y Trillo de su pertenencia a dicho Municipio (a menos de 1km). La iglesia parroquial se dedica a la Asunción y es románica del siglo XII, compuesta por una bóveda de medio cañón y ábside semicircular. Las capillas laterales se deben a reformas del templo posteriores, concretamente del siglo XVII. Esta localidad se encuentra en la falda meridional del monte San Marcos, coronado por la ermita con el mismo nombre y a la que pertenecía esta talla de Cristo Crucificado.

Cristo de Salinas de Trillo


Es una talla de estilo gótico con algunos rasgos heredados de la tradición románica.
El Cristo todopoderoso románico se representa, tanto en la pintura mural –en el pantocrátor y en los antipendios- como en la escultura, resaltando el aspecto de su divinidad “la Maiestas Domini” expresada en la corona real que nos lleva a considerar que el Redentor reina desde la Cruz, anticipando de alguna manera el señorío sobre la muerte que se consumará en la Resurrección. El cristo románico más que humillado en la cruz se propone como vencedor del pecado y del mal. Es el árbol de la Salvación, el árbol de la Vida en contraposición al árbol del Paraíso.
Otro detalle expresivo que apoya lo que venimos diciendo es el paño de pureza que se presenta amplio y se adorna generalmente con vistosa policromía y rígidos plegados y finalmente el rostro, expresa una paz y serenidad propia del que se aparta de lo que observamos en los cristos góticos, representados vivos, en los que el dolor físico se hace patente.
Otra característica propia de la época románica y que ayuda en la datación de piezas es la existencia de supedáneo o pequeña pieza de apoyo de los pies clavados con dos clavos.

Ahora nos fijamos de nuevo en el Cristo de Salinas que nos ocupa y vemos las diferencias con lo referente a época románica: en primer lugar ha cambiado la corona, que en este caso es de espinas puesto que pasamos a un protogótico que presenta a Cristo sufriendo pero conservando una gran serenidad en el rostro y todavía con la cabeza tan solo ligeramente inclinada, manteniendo en cierto modo la verticalidad de todo el cuerpo, de forma similar a los cristos de época anterior.

Detalle de la corona de espinas

El paño de pureza o Perizonium (del griego perizoma: alrededor de la cintura) dispuesto asimétricamente y anudado en el extremo izquierdo, lo que resta hieratismo a la talla, ha perdido la verticalidad de los pliegues pero sigue resaltándose por su notable tamaño y su decoración con cuidada policromía, a base de formas geométricas y florecillas; el borde del paño presenta una cinta dorada en todo su recorrido, como en la época anterior, que la convierte en una prenda dotada de cierta nobleza.

Paño de pureza

Y una última característica diferenciadora la encontramos en la posición de los pies colocados de una manera un tanto antinatural ya que están girados los talones en sentido a la inversa de como los vemos en los crucificados de época gótica y posteriores, si bien coincide con estos en que están sujetos con un único clavo, unas veces con supedáneo y otras sin él.

Detalle de los pies clavados

A partir de este momento en los cristos crucificados predominará la realidad sufriente, exceptuando cuando se representan post-morte, aunque conservarán los aspectos de los tormentos físicos y los consiguientes goterones de sangre.
Lamentablemente esta época de transición duró poco tiempo (finales del s.XIII y mediados del XIV) y de hecho tenemos pocos ejemplares de este estilo, época que algunos autores hacen coincidir con cierto esplendor cultural en la literatura y en la teología.

LA RESTAURACIÓN

La última intervención de restauración sobre esta pieza tuvo lugar durante las labores de restauración llevadas a cabo para trasladar la colección del Museo de su antigua ubicación –sobre las dependencias anejas a la sacristía de la Catedral de Barbastro- a la actual.
Durante el proceso de restauración de la talla se decidió eliminar el brazo derecho –añadido hecho en época reciente- de la imagen para evitar que las tensiones producidas por la madera añadida con esta extremidad dañasen la debilitada estructura de la talla original.
Antes de iniciar el tratamiento de restauración de la pieza, se tomaron varias micro-muestras de policromía para analizar la naturaleza de la misma y optimizar así la intervención sobre la pieza. Los resultados de dichos análisis apuntan la presencia de dos policromías superpuestas en distintas épocas. La policromía inferior presenta una primera capa de encolado en la que se detectan a veces restos de fibras de lino que quizás se deban a algún enlenzado. Sobre el encolado una capa gruesa de preparación blanca a base de arcilla blanca y cola animal; dicha arcilla se compone fundamentalmente de caolinita y cuarzo y en menor medida calcita, dolomita y óxidos de hierro, además de algo de albayalde, resulta pues esta una preparación un tanto atípica (quizás debida a un origen local en la factura de la pieza).

Estratigrafía de la policromía. Micromuestra



Sobre la preparación se aplicó una capa aislante de cola animal y posteriormente capas de color mezcladas con aceite de nueces – nuevamente es una técnica atípica para este tipo de tallas-. Los pigmentos fundamentales son: albayalde, calcita y tierra ocre.
Sobre las capas de color aparece un barniz resinoso que a su vez se cubre por la segunda capa de policromía con una preparación de yeso, arcillas y albayalde aglutinados con cola animal. Las capas de color son a base de pigmentos: albayalde, tierra roja y minio de plomo aglutinados con aceite de nueves. Esta policromía sería de época barroca o quizás posterior puesto que la mezcla de yeso y albayalde en las preparaciones comienza a usarse en época barroca. Por otro lado la molienda de los pigmentos es artesana con lo que se acota la cronología del repolicromado a mediados del siglo XIX.
Abundantes restos de resina acrílica están presentes en la superficie, seguramente debidos a una intervención reciente en el tiempo.

Bibliografía:
– Iglesias Costa, M.: “Inventario del Museo Diocesano de Barbastro”, Aragonia Sacra I, Ed. Comisión de Patrimonio Cultural de la Iglesia en Aragón, Zaragoza, 1986. Pp. 199-214.
– “Memoria de la restauración de 279 piezas del Museo Diocesano de Barbastro. Huesca”. Artyco. Gobierno de Aragón. Diciembre 2009.

Publicado en Información | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Charla “Aspectos distintivos de la Semana Santa fuera de Aragón” por Sheila Ayerbe Lalueza

El lunes 10 de abril. lunes santo, a las 19.30 horas tendrá lugar en el Museo Diocesano Barbastro-Monzón la charla “Aspectos distintivos de la Semana Santa fuera de Aragón” a cargo de Sheila Ayerbe Lalueza, guía y restauradora del Museo.

A lo largo de la historia en los países cristianos se ha celebrado la Semana de Pasión de Cristo. Debido a las diferencias culturales y sociales de los distintos lugares geográficos, la celebración de la Semana Santa ha tomado caminos diferentes pero todos con el mismo fin: recordar y celebrar la Pasión y la Resurrección de Cristo.

En Aragón celebramos la Semana Santa con procesiones de pasos que marcan la Vía Dolorosa de Cristo acompañados del sonido de las bandas de tambores, bombos y cornetas; pero en otras comunidades podemos ver otras formas de celebrar la Semana Santa.

Durante la charla se detallarán las diversas tradiciones que se desarrollan en diferentes lugares como las representaciones teatrales, los Viacrucis vivientes, la elaboración de alfombras florales, diversas procesiones penitenciales y la quema de Judas.

A continuación, a las 20:30 horas en la Catedral de Barbastro: Concierto de Semana Santa, a cargo de la Coral Barbitanya.

Además, se puede disfrutar en la sala de exposiciones temporales del Museo Diocesano, de la muestra fotográfica “Semana Santa de Barbastro“. La exposición la conforman instantáneas que han participado en la XIII edición del concurso de fotografía de Semana Santa y que además se muestran junto con todos los hábitos de las Cofradías de Barbastro.

Horario: horario de apertura del Museo.

Lugar: Sala de exposiciones temporales del Museo Diocesano Barbastro-Monzón.

Abierta hasta el lunes 17 de abril.

Entrada libre a la exposición temporal.

¡Os esperamos!

 

Publicado en Información | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

“Toño cazaimposibles”, nuevo libro de Sandra Araguás en el Museo Diocesano

El jueves 6 de abril a las 18 horas se presenta en el Museo Diocesano Barbastro-Monzón, de la mano de Librería Castillón, el último libro de la autora altoaragonesa Sandra Araguás “Toño Cazaimposibles”, una obra destinada a chavales de más de 9-10 años y que cuenta con ilustraciones de David Guirao.

¡Os esperamos!

Publicado en Información | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario