La colección

 

 

El espacio del museo se encuentra distribuido en tres niveles, articulados y conectados verticalmente a través de un gran espacio central abierto. Está cubierto por un gran lucernario que constituye la entrada principal de luz natural del edificio.

Museo Diocesano Barbastro Carlos Gil

La planta baja, que funciona como zona de recepción y distribución a las distintas áreas del museo, da acceso a la sala de exposiciones temporales y a un auditorio para 80 personas. Nos recibe la espléndida maquinaria del reloj de la catedral, de principios del siglo XX.

Reloj de la Catedral de Barbastro Carlos Gil

Reloj de la Catedral de Barbastro. Carlos Gil

La geografía de la Diócesis se presenta en un audiovisual, que combina la localización en un mapa de las poblaciones de procedencia de las piezas expuestas, imágenes de las iglesias y ermitas para las que fueron realizadas y fotografías de las propias piezas que conforman la colección permanente del Museo.

La planta primera ofrece un recorrido por la iglesia rural medieval del Alto Aragón.

Las pinturas murales de Villamana o el sugerente fragmento de Vio nos permitirán revivir la espiritualidad trascendente que impregna el arte románico.

La contemplación de una magnífica colección de lipsanotecas nos trasladará al momento en que se consagraron muchas de estas iglesias, mediante un solemne ritual litúrgico y ante la presencia de nobles, obispos y abades y hasta reyes.

La Mitra procedente del monasterio de San Victorián es una pieza excepcional por su antigüedad (siglo XII) y por reflejar a través de los tejidos de lino y seda árabe con los que está confeccionada, la diversidad social y cultural que ofrece el Alto Aragón en el siglo XII.

Museo Diocesano Barbastro  Sala 1 Carlos Gil

Museo Diocesano Barbastro-Monzón. Sala 1. Carlos Gil

Una gran vitrina acoge varias tallas de la Virgen con el niño, de diferentes estilos del románico tardío al gótico.

Museo Diocesano Barbastro San Miguel. Carlos Gil

Entre la colección de pintura gótica destacan las tablas atribuidas al Maestro de Viella o a Pedro García de Benabarre que representan lo mejor de la escuela aragonesa de pintura hispanoflamenca del XV.

Otras tablas del XVI nos acercan a la estética del renacimiento, a la sensibilidad manierista o una religiosidad más popular, cargada de ingenuidad y encanto.

En las vitrinas de la sala dedicada a arqueología se exhiben algunos objetos significativos obtenidos en yacimientos del Barbastro musulmán. Se trata de jarras, botellas, ollas y escudillas algunas decoradas, que formaban parte del ajuar doméstico. Destacan un pinjante de bronce, bella pieza ornamental, y un capitel de época taifal procedente de la mezquita aljama de Barbastro.

Museo Diocesnao Barbastro Capitel siglo X. DGA

Museo Diocesnao Barbastro-Monzón. Capitel siglo X. DGA

A medio camino en el ascenso hacia la planta bajo cubierta se abre la sala dedicada a ornamentos de platería y orfebrería. De entre los numerosos fondos con los que cuenta el Museo, se han escogido para su exhibición la colección de cruces procesionales de los siglos XVI al XVIII, la de cálices, con ejemplares representativos de los estilos gótico, renacimiento y barroco, algunas navetas especialmente bellas y decorativas, bandejas pontificales que ponen de manifiesto el mecenazgo de los prelados de esta diócesis, y varios de cetros plata. Una vitrina muestra el Arca para el Monumento de la Catedral de Barbastro, una pieza del siglo XVII con entidad propia, tanto por su valor litúrgico como por la riqueza de sus materiales y el cuidado en su elaboración.

Museo Diocesano Barbastro  Carlos Gil

En la Planta bajo cubierta la exposición se abre con una recreación del altar de una iglesia colegial, con varios fragmentos de retablos pintados del siglo XVI.

La sala se adentra en el pleno barroco a través de un impactante apostolado, 14 medias figuras de gran fuerza expresiva, sacadas de su fondo neutro gracias a la teatral y retórica luz que viene del fuera del cuadro.

Digno colofón de la exposición es el conjunto de gran aparato de plata para el altar mayor de la Catedral de Barbastro. El conjunto, de los siglos XVII y XVIII es obra de talleres zaragozanos y barbastrenses, y está integrado por el frontal, las gradas, cuatro testas o bustos-relicario, dos brazos-relicario, dos brandones o candeleros y la imagen de la Virgen del Pueyo.

Museo Diocesano de Barbastro

A través del recorrido por sus 900 m2 de exposición, el Museo nos llevará por un largo viaje que comienza en los albores del románico y finaliza con una deslumbrante explosión decorativa barroca.

3 respuestas a La colección

  1. Miguel Valenzuela dijo:

    Srta. ALICIA, EN VERDAD QUE RESULTA MUY ATRACTIVA LA POSIBILIDAD DE DEJARLES EN DEPÓSITO, EL TAN HUMILDE COMO HERMOSO COBRE SOBRE EL CUAL, HEMOS HABLADO EN VARIAS OCASIONES.
    YA DECIDIRÍAMOS LA CONVENIENCIA DE DESTINARLO A LA EXPOSICIÓN TEMPORAL Ó PARA LA PERMANENTE. EN BREVE ME PONDRÉ EN CONTACTO CON UDS.
    SALUDOS, MIGUEL VALENZUELA Y PASCUAL.

  2. Pingback: Semana Santa 2015 | El Tozal

  3. Pingback: Semana Santa | El Tozal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s