San Marcos Evangelista

Hoy, 25 de abril, se celebra la festividad de san Marcos Evangelista, quién al no ser discípulo directo de Jesús, escribió su Evangelio siguiendo las enseñanzas de Pedro.

Según la Leyenda Dorada de Santiago de la VorágineSan Marcos, evangelista, levita y sacerdote, por el bautismo fue hijo espiritual de san Pedro, y por la formación doctrinal su discípulo. Años más tarde marcho con su padre y maestro a Roma y, cuando éste predicaba el Evangelio en la capital del Imperio, los fieles de la ciudad rogaron a san Marcos que pusiera por escrito los relatos del apóstol a fin de que las generaciones venideras tuvieran conocimiento de ellos. San Marcos accedió a estos ruegos y transcribió cuanto directamente había oído contar a su maestro, quién, después de revisar minuciosamente lo que su discípulo había escrito, declaró que todo ello se ajustaba a la verdad y mandó a los fieles que lo tuvieran por verídico y bueno.”

En la Historia del Arte es común encontrarlo representado en la figura del león. Esta asociación proviene del inicio de su Evangelio, donde habla del desierto -allí el rey es el león-. Así comienza el Evangelio según san Marcos:Comienzo del Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Como está escrito en el profeta Isaías: «Yo envío a mi mensajero delante de ti, el cual preparará tu camino; voz del que grita en el desierto: “Preparad el camino del Señor, enderezad sus senderos”»; se presentó Juan en el desierto bautizando y predicando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados.”

Desde el siglo VI el tetramorfos ha sido asociado con los Evangelistas. San Marcos (león), junto a san Juan (águila), san Mateo (figura humana) y san Lucas (buey), suelen representarse acompañando al Pantocrátor. Según la narración del Apocalipsis, la visión de Cristo Pantocrátor exige la del tetramorfos: “y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes […]. El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. Y los cuatro seres vivientes tenían alas, […]”

Pantocrátor. San Vicente de Vió

En el Museo se conservan dos interesantes ejemplos de pintura mural donde aparece este pasaje bíblico. El primero, ubicado en la catedral de Barbastro por razones técnicas, es el del Pantocrátor de la iglesia de san Vicente de Vió, obra fechada en el último tercio del siglo XIII, de clara influencia bizantina destaca por la calidad del modelado. La otra obra en la que aparece representado es en el Pantocrátor de la iglesia de san Pedro de Villamana. Una obra más tardía y popular en factura, pero no carente de encanto.

Pantocrátor. San Pedro de Villamana

En la sala de orfebrería pueden contemplarse interesantes ejemplos de cruces procesionales del siglo XVI, como la de Guardia y Pallaruelo, decoradas con el tetramorfos.

Cruz procesional de Pallaruelo

En nuestra Diócesis, hay varias ermitas dedicadas a san Marcos, como la de Ramastué, Finestras, la de la Ternuda (Benabarre) o la de Salinas de Trillo, de donde procede un singular crucificado de estilo gótico fechado en el siglo XIV y que puede admirarse en la primera planta del Museo.

 

Acerca de Museo Diocesano Barbastro-Monzón

Museo Diocesano Barbastro-Monzón
Esta entrada fue publicada en Información y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s