23. SAN ROQUE Y SAN SEBASTIÁN, CALVERA Temple graso sobre tabla, Siglo XVI

AUDIO

AUDIO

En esta tabla, de carácter muy popular, se ha representado a San Sebastián junto a San Roque.

La devoción a este santo del siglo XIV fue muy popular, sobre todo a partir del siglo XVII. Según la tradición, Roque, de origen francés decidió llevar una vida de peregrino. En sus andanzas por Italia, encontró una ciudad devastada por la peste: poniendo en peligro su propia vida asistió y animó a los enfermos y curó a muchos de ellos. Después continuó su peregrinación y en Plasencia sintió los primeros síntomas de la enfermedad. Se retiró a un bosque para morir en soledad y no contagiar a nadie. En su retiro, un perro lo alimentaba llevándole pan todos los días, y un ángel curaba sus heridas.

La devoción a San Roque como abogado contra la peste estaba más que justificada por la historia de su vida, pues curó a muchos apestados y contrajo él mismo esa terrible enfermedad.

Sin embargo, la universal devoción a San Sebastián, venerado como abogado contra las epidemias desde hace mucho tiempo atrás, postergó la popularidad de San Roque.

En el siglo XV su culto comenzó a difundirse por Europa, aunque fue tras su canonización, que tuvo lugar en el siglo XVII, cuando alcanzó mayor difusión popular, coincidiendo con una época en las que las epidemias azotaron Europa con especial virulencia.

Es uno de los santos más fácilmente reconocibles de la iconografía cristiana.

San Roque y San Sebastián Calvera Museo Diocesano de Barbastro-Monzón

San Roque y San Sebastián Calvera Museo Diocesano de Barbastro-Monzón

Bajo su atuendo de peregrino muestra en el muslo un bubón pestilente y además está acompañado por un perro que lleva un pan en la boca. Como en la tabla de Calvera, junto a él aparece con frecuencia un ángel bendiciendo, que representa el auxilio que Dios dispensa a su siervo.

A menudo, suele representarse formando pareja con san Sebastián, pues ambos son santos protectores frente a la peste. Muchos pueblos del Alto Aragón celebran fiestas en honor a San Roque y a San Sebastián, encendiendo hogueras en las que arde un fuego purificador.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s